Vampirismo Post-Moderno Y Sangre Joven: Una Nueva Terapia De Rejuvenecimiento Inusual E Insidiosa

Es una triste realidad que residentes de países del tercer mundo tienden a ser víctimas de estafas y malas prácticas. Aun pueden oírse casos de personas que por desesperación, ignorancia o ingenuidad, depositaron su confianza en algún “nuevo y revolucionario tratamiento”, solo para que luego de gastar cantidades exorbitantes de dinero 1 de 2 cosas ocurra. 1) Se den cuenta de que han sido víctimas de una estafa y tengan que lidiar con los sentimientos de culpa y vergüenza que tienden a acompañar tal situación o 2) Se convenzan de haber obtenido algún beneficio medico de la terapia  a pesar de no haber sido así.

En los casos más brutales, las víctimas de estos malos médicos y charlatanes sufren consecuencias terribles, algunos incluso perdiendo la vida debido a intervenciones particularmente peligrosas.

Medico sosteniendo billetes
fotomodelka.com

Seguramente has oído de terapias de células madre como tratamiento contra la diabetes, cáncer, perdida de la memoria, etc. Pues estos tratamientos son TODOS estafas, pues las células madre solo tienen 1 tratamiento aprobado, el trasplante de médula ósea. Todo los demás usos solo pueden ser explorados por investigadores profesionales en instituciones reconocidas y ellos NO pueden cobrar por aplicar un tratamiento experimental a un paciente.

A pesar de que cobrar por un tratamiento experimental no es exactamente ilegal en todo el mundo, siempre levanta sospechas, pues aquellos autorizados para realizarlo tienden a tener financiamiento privado o público precisamente para no depender del dinero de los pacientes.

Uno de los casos más interesantes en los últimos años fue el de la práctica que en el mundo de habla inglesa se conoce como “Young Blood” o “Sangre Joven”. Esta consiste en la idea de que se pueden obtener grandes beneficios para la salud y esencialmente rejuvenecer el cuerpo hasta cierto grado al recibir transfusiones de sangre de individuos compatibles y jóvenes (16 a 25 años usualmente).

Sangre Joven ciertamente es un nombre inusual y mórbidamente atractivo. No es por azar que hicimos la comparación con casos de estafas con terapias de células madre, hay muchas similitudes. Ambas nacieron de una interpretación irresponsable del potencial de un descubrimiento científico real.

Bolsa de trasfusion
outnewsglobal.com

En el año 2014 un numeroso grupo de investigadores de la universidad de California en Estados Unidos publicaron sus hallazgos luego de trasfundir la sangre de ratones jóvenes a ratones más viejos. Ellos encontraron que luego del tratamiento, los ratones viejos habían experimentado una mejoría notable en lo que ellos llaman “plasticidad sináptica”, lo cual es un elemento importante de la capacidad cognitiva o capacidad de aprender y recordar.

Cualquier resultado con ratones debe ser tomado como un resultado tentativo que no puede ser directamente extrapolado a humanos, por lo tanto, solo porque un tratamiento cause un efecto en ratones, no significa que causará en mismo efecto en humanos y es irresponsable insinuar lo contrario.

En el año 2016 el primer caso de alto perfil que llamó la atención de periodistas y  científicos por igual fue el de la compañía “Ambrosia”, que ofrecía el servicio de transfusiones a individuos de media o tercera edad por el alto costo de 8000 USD/paciente. Este servicio también funcionaria como un gran experimento que permitiría observar los beneficios de la sangre joven en personas mayores.

El fundador de Ambrosia, Jesse Karmazin ha estado involucrado en prácticas médicas sospechosas con anterioridad y efectivamente, este nuevo proyecto, a pesar de atraer la atención de muchos inversionistas y ciudadanos con medios, también ha despertado la sospecha de muchos especialistas.

Las principales objeciones de aquellos que comprenden la ciencia detrás de los descubrimientos iniciales son las siguientes:

  1. El estudio y servicio que propone Ambrosia tiene problemas en su diseño experimental, no tiene mucho sentido el aplicar el tratamiento a pacientes que no sean de edad avanzada (65 años en adelante) porque los efectos podrían no ser significativos en personas más jóvenes.
  2. Hasta el momento, incluso los originales autores del artículo en el 2014 indican que no hay razones validas para creer que las transfusiones de sangre tendrán al efecto deseado en los pacientes que paguen.
  3. Ambrosia no usa los grupos de control apropiados para un estudio de esta magnitud, lo cual fácilmente lleva a resultados falsos o sumamente cuestionables.

La idea de que la sangre joven posee propiedades beneficiosas para la salud no es un concepto nuevo, simplemente ha experimentado un renacimiento. Por siglos, la sangre de los nobles y plebeyos ha sido usada en una enorme cantidad de tratamientos (la gran mayoría ineficaces) con el fin de curar toda clase de condiciones. Durante las muchas ejecuciones durante la época del terror y gran terror francés, era muy común ver personas recogiendo la sangre con el fin de hacer sus preparaciones, con la esperanza de que la sangre de un noble o de una persona de merito tuviera propiedades superiores.

Estas ideas que tenían raíz en el culto a la riqueza y nobleza existen aun por el culto a la belleza y la juventud. Dejando las buenas o  malas prácticas de lado, es fácil ver el atractivo en tomar la juventud directo de la fuente, como un fruto secreto listo para ser cosechado.

De la misma forma, ideas de vampirismo surgen naturalmente al pensar en esta nueva forma de ver la sangre, no como un fluido vital, sino como un recurso valioso para satisfacer una necesidad primitiva.

Ratones de laboratorio
verywellhealth.com

Ahora, no todos son mentiras y engaños. Si existen ensayos clínicos legítimos que buscan determinar el valor de los hallazgos del 2014 para tratamientos con humanos. Estos estudios se encuentran respaldados por universidades acreditadas, no piden dinero por participar y escogen a los participantes en base a un diseño experimental bien pensado. También estos ensayos prefieren usar plasma (sangre a la que se le han removido todas las células) en lugar de sangre completa.

Ha habido resultados interesantes EN RATONES. Se encontró que una molécula, el Factor de Diferenciación del Crecimiento 11 (GDF11) puede ser responsable no solo por los efectos positivos de las trasfusión para la memoria y el aprendizaje, sino también puede causar recuperación y regeneración del musculo disfuncional.

Aun queda mucho por recorrer antes de determinar si una terapia con GDF11 puede ser viable para humanos.