Taxis eléctricos de Uber serán estrenados en Londres

Londres podría ser la primera ciudad del mundo donde Uber eche a rodar su proyecto de taxis eléctricos en 2025, según informó la agencia Reuters. El servicio tendría una tarifa de aire limpio que será sumada a cada ride (viaje) para promover en los conductores la cultura ecológica, como una forma de contribuir a descontaminar a la capital británica.

Durante sus declaraciones CEO de Uber, Dara Khosrowshahi mencionó el escándalo que ensombrece a la dinastía saudí con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi perpetrado en el consulado árabe en Estambul. De acuerdo al resultado de las investigaciones que se llevan a cabo la empresa decidirá si Arabia Saudita participa o no en el servicio de transporte.

Khosrowshahi, al igual que empresarios y líderes políticos occidentales, se retiró de una conferencia de inversionistas organizada por Arabia Saudita, muy perturbado por el asesinato del periodista de The Washington Post.

Arabia Saudita a través del fondo de riqueza soberana tiene acciones en Uber y el director gerente del fondo forma parte del consejo directivo de la aplicación.

Pese a que Uber (UBER.UL), perdió su licencia de funcionamiento en Londres en 2017, nuevamente la recuperó este año y piensa desarrollar en Londres este innovador proyecto de vehículos movidos por electricidad.

Khosrowshahi comentó a través de un comunicado que el alcalde de Londres Sadiq Aman Khan, está promoviendo un plan audaz para enfrentar los niveles de contaminación del aire en esa capital, por lo cual Uber decidió apoyarlo.

La firma con sede en Silicon Valley ha dicho que está en camino de flotar el próximo año, pero al preguntarle sobre el papel de la inversión saudí en el futuro a la luz del asesinato de Khashoggi, Khosrowshahi dijo que necesitaba saber inicialmente qué sucedió.

La empresa basada en Silicon Valley va en una acelerada expansión en varios campos, por lo cual está tratando de calmar a los reguladores de mercados clave como el de Londres y simultáneamente incursionar en nuevas áreas antes de salir a la bolsa de valores.

Se especuló que Uber estaba tratando también de adquirir Deliveroo, el servicio de entrega de comida a domicilio, pero Khosrowshahi afirmó que la compañía por ahora está feliz con Eats, su propio servicio de entregas. Sin embargo, dejó una posibilidad en el aire: «¿Va a pasar algo con Deliveroo? ¿Quién sabe?».

La aplicación móvil igualmente está desarrollando otra iniciativa de servicios llamada Uber Works, cuyo objetivo es ofrecer personal de forma temporal tales como camareros, fontaneros, plomeros, etc. pero indicó que el proyecto apenas está en una fase «bastante preliminar».

Tras revelarse un informa sobre la intención de la empresa de incorporar a socios minoritarios en el negocio de los automóviles autónomos, es decir sin conductor, Khosrowshahi no lo afirmó pero tampoco lo negó y agregó que es algo en lo que la empresa está abierta.

Uber aspira con el servicio de taxis eléctricos en Londres abaratar las tarifas del servicio de transporte. La compañía estima sus tarifas de una forma diferente a como lo hace cualquier otra compañía. Si bien existe un precio base para el pasajero, también hay un costo por distancia y un costo por tiempo.

Solo que el cálculo de esos tres factores, precio base, distancia y tiempo se hace de una forma distinta que favorece al usuario. Cuando el automóvil se desplaza la tarifa se calcula por km pero cuando marcha lento el precio es calculado por minuto.

Con esto, las tarifas de los taxis de Uber son mucho más baratas que las de los costosos taxis tradicionales londinenses.

La empresa tiene previsto para el 2028 lanzar al mercado su modelo de taxi aéreo cuyo prototipo comenzará a probarse en 2020 en Estados Unidos y Dubai. Según la empresa este proyecto cambiará totalmente la visión que tenemos de nuestra vida y ciudades, al incorporar  un servicio diarios de viajes más rápido, seguro, sin congestión del tráfico y aire más limpio.