Joker: los peligros detrás de la película del año

Este fin de semana se estrenó mundialmente la película Joker o Guasón, generando gran revuelo en las redes sociales y una ola de comentarios acerca de la carga psicológica de la película y el nivel de violencia que muestra.

Joker, protagonizada por Joaquin Phoenix y dirigida por Todd Phillips, narra la gestación del mítico villano del universo de Batman, y ya se ha convertido indudablemente en una de las películas del año.

En particular en Estados Unidos las autoridades se han mantenido en alerta ante posibles ataques violentos. Esta alerta ha sido reforzada por los comentarios en internet de personas que han llamado a perpetrar tiroteos en los cines.

Este temor recuerda al tiroteo masivo que ocurrió cuando se estrenó “Batman, The Dark Knight Rises” en Aurora, EEUU en el año 2012.

En Joker se tocan temas de gran polémica, como los trastornos mentales y el hecho de que en nuestra sociedad muchas veces las personas que sufren de alguna de estas condiciones no tienen la atención ni cuidados que requieren.

Algunos expertos del área de la psicología temen que Joker genere un fortalecimiento del estigma que tienen las personas con algún trastorno mental. También destacan el componente de la violencia y la normalización de la misma dentro de nuestra cultura.

Preocupa además la copia de modelos, que ha sido una constante en la perpetración de las diferentes masacres que se han perpetrado en los últimos años,.

Por otro lado, está el hecho de que los jóvenes de nuestra sociedad tienen la necesidad de obtener gratificación instantánea, por ejemplo, por medio de likes en redes sociales. Lo que está ocurriendo es que algunos al no obtenerlo ese refuerzo con cosas positivas, buscan la «fama» de manera negativa, independientemente de la fuente.

De esta manera, la película Joker podría generar una conexión emocional negativa, por lo que la preocupación ante la perspectiva de que puedan ocurrir nuevas tragedias es muy real.