Ataque en Alemania deja dos muertos

 

 

 

 

Foto de: El Espectador

Varios atacantes lanzaron fuego y una granada, el motivo del ataque aún es incierta por parte de las autoridades alemanas, lo confirmado por la policía hasta el momento es que dicho ataque fue al cementerio judío frente a una sinagoga. Autoridades alemanas manifestaron que uno de los responsables, quién se intentó escapar ya fue capturado. 

Por ahora el saldo es de dos personas fallecidas y otras dos quiénes se encuentran en estado grave tras un tiroteo en la calle de Halle pero que fueron trasladadas a un centro asistencial cercano. El lugar del ataque fue frente a una sinagoga en pleno Yom Kippur, uno de los sospechosos fue capturado.

Los agresores intentaron a media jornada penetrar en la sinagoga del barrio Paulus, donde se habían reunido entre «70 a 80 personas», indicó el presidente de la comunidad judía de Halle, Max Privorotzki, al diario Der Spiegel. Pero la puerta de la entrada «resistió el ataque».

Según testigos, los autores dispararon en plena calle y contra un restaurante turco. En una de las calles cercanas al centro religioso yacía, minutos después había un cuerpo cubierto con una lona azul. «Dos personas murieron en Halle, según los primeros datos disponibles. Hubo varios disparos. Los presuntos autores se dieron a la fuga en un vehículo» anunció la policía en Twitter, que pidió a los «habitantes que permanezcan en sus casas». La policía explicó que una persona había sido detenida sin dar más detalles.  La Fiscalía anti-terrorista asumió la investigación. Halle se encuentra a 175 km al suroeste de Berlín. Otros testigos que pudieron presenciar el ataque confirmaron que hubo intercambio de disparos y la explosión de una granada, pero también que uno de los autores vestía ropa militar y tenía casco.

«Lanzó una granada que estalló en la puerta del restaurante», agregó ese testigo, aún conmocionado. «El hombre disparó luego al menos una vez dentro del local, el hombre que estaba detrás mío ha debido morir. Yo me he escondido en los baños y he cerrado la puerta» explicó.

Un vídeo grabado por un ciudadano y que fue compartido por los medios de comunicación alemanes que transitaba cerca al lugar de los hechos, se ve claramente a un hombre que viste ropa militar, con casco, caminando tranquilamente y que empieza a dar ráfaga de disparos con un fusil de asalto en plena calle. La policía acordonó toda la zona y cerró la estación del ferrocarril.

Se espera un pronunciamiento oficial por parte del gobierno alemán mientras tanto la policía continua investigando este lamentable hecho que sucedió en la ciudad de Halle al este de Alemania.

Redactado por: Valentina Ayala